ERGONOMÍA DE LA BICICLETA

Hoy, a causa de la pandemia, se está hablando más que nunca de la ergonomía para el home office.

En casa no todos han tenido las condiciones para trabajar, como lo tienen normalmente (o eso debería) las oficinas.

Entonces ha habido personas que han debido comprarse un escritorio a medida o, mejor, esos escritorios que te permiten trabajar sentado y de pie, también algunos se han comprado una mejor silla de escritorio, los que usan laptops, debieron poner un estante debajo de ella para mantenerla a la altura de los ojos y un largo etcétera…

 

Con la bicicleta pasa lo mismo.

 

En el post anterior hablé de los beneficios del ciclismo, que ya sabemos que son muchos; pero, hay otra parte en la que podemos hacernos daño o lesionarnos con el tiempo.

Y esto tiene que ver con la ergonomía, que no es otra cosa que todos aquellos artilugios que necesitamos para tener el cuerpo cómodo y usarlo de una manera adecuada, porque sí, muchas de las lesiones o molestias que se atribuyen a la edad, en realidad es por malos movimientos (o no movimiento) que hemos hecho a lo largo de la vida.

 

¿Qué hay que tener en cuenta para una buena ergonomía sobre la bici?

1. Talla de la bicicleta

  • Las bicicletas, al igual que la ropa, tienen tallas y lo mejor es elegir la que nos quede. Las hay con nomenclatura XS, S, M, L o 49, 50, 57, etc. Esto referido al marco.
  • Yo siempre pienso que lo mejor es ir y probarlas porque no todos tenemos un cuerpo simétrico (y no es broma). Una forma de ver si el cuadro es adecuado para ti, es pararte sobre él, como si fueses a montar la bici y debería quedar un espacio prudente entre el cuadro y tu entrepierna… no queremos accidentes.
  • Pero aquí te dejo una tabla que podría servir de guía.

2. Altura del sillín

  • Esta debe coincidir con la altura del hueso de tu cadera. Pierde el miedo y evita llegar al piso estando sentado o sentada.
  • Y nuevamente insisto, prueba y ve cómo te sienta.

3. Pedales

  • Esto es un poco complicado de explicar, pero también sirve poner las bielas en forma paralela al piso y poner el talón del pie sobre el pedal.
  • Si puedes llegar cómodamente, sin mantenerte totalmente estirado (siempre debe existir una microflexión para no dañar articulaciones), entonces está bien.

4. Timón

  • Debes llegar cómodamente al timón o manillar sin necesidad de tirarte sobre la bicicleta. Siempre la regla de la microflexión, los codos deberían ir ligeramente flexionados, tu cervical lo va agradecer.
  • Siempre se recomienda tenerlo a la misma altura del sillín. Más arriba es bueno si tienes molestias en el cuello o en la zona del trapecio. Más abajo si quieres más aerodinámica, pero la lumbar podría sufrir más adelante, ya depende de cada uno. 
  • Se puede fortalecer la zona lumbar también, con otros ejercicios, para así no sufrir de ello más adelante.
  • La posición también depende del tipo de timón que tengas, pero la regla sigue siendo la misma.
  • Algunos lo miden colocando el codo en la punta del sillín y viendo que los dedos de la mano rocen el timón. Pero, lo mismo que antes, móntate en la bici y prueba qué tan cómodo te sientes.

 

5. Frenos

  • A menos que tengas una fixie pura, la forma y la distancia de los frenos también es importante.
  • Lo ideal es que puedas alcanzar los frenos envolviendolo ligeramente con los dedos índice y medio. No sólo por un tema de seguridad por si se te atraviesa alguien, sino también para evitar molestias en la zona de anterior de la mano.
  • Y tienen que estar a la misma altura que tu timón y en posición recta, ni más abajo ni más alto (que los he visto).

 

Y, bueno, esto es lo que te puedo contar de la ergonomía de la bicicleta, si tú tienes alguna indicación más, déjala en los comentarios para aprender todos. 🙂

 

¡A pedalear sanamente!

¿Te gustó lo que leíste?

Suscríbete a la lista de correo para recibir más novedades y seguir en contacto. Además te enviaré un regalo. :)

Invalid email address

Deja un comentario