Sensaciones en bicicleta

Este es un post distinto, quiero explicar de alguna manera la sensación que se puede sentir (que yo siento) al andar en bicicleta.

 

Andar en bici es como ver un atardecer: calmado, colorido, ayuda a la reflexión, transmite paz y siempre con la promesa de un nuevo comienzo.

 

 

Es como tomar la primera taza de café a la mañana: te despierta, te llena de energía, te hace pensar, cargado de aroma y sabor.

 

 

Es  como un primer amor: te hace feliz, sientes que nada más importa, te sientes fuerte e invencible y que estás en el lugar y momento correcto.

 

 

Es como la primera mañana de verano: lleno de luz, el calor corre por tu cuerpo, se siente aire de libertad, como unas vacaciones constantes.

 

 

Es como el primer aire de otoño: tranquilo, temperatura justa, cambio de colores, viento fresco después de tanto calor.

 

 

Es como el olor a libro nuevo: entusiasmo por lo que viene, la dicha de tener algo nuevo.

 

 

Es como llegar a casa después de todo un día de trabajo: la felicidad del lugar conocido, el saber que perteneces a un lugar.

 

Como ves, la bicicleta puede trasmitir muchas sensaciones subjetivas para cada quien. A mí me transmite eso, por eso mientras pueda, seguiré eligiendo la bicicleta.

Y a ti, ¿qué te hace sentir?

¿Te gustó lo que leíste?

Suscríbete a la lista de correo para recibir más novedades y seguir en contacto. Además te enviaré un regalo. 🙂

Invalid email address

Deja un comentario