Recibir beneficios por ir al trabajo en bici… ¿Es posible?

Hace poco estuvo circulando la noticia de que por cada 30 días de ir al trabajo en bicicleta, te darían 1 día libre y pagado. Un sueño, ¿verdad?

¿Cuántas personas van al trabajo en bicicleta? Seguro que muchas, imagínate que te den un día libre y con goce de haber por algo que ya haces de por sí.

Es una medida interesante para incentivar a las personas a usar la bici como medio de transporte en nuestra tan congestionada ciudad. Pero, como toda regla/norma/ley/etc siempre tiene sus letras pequeñas… Para empezar este beneficio pretende ser iniciado, casi obligatoriamente, por las empresas públicas y si quieren pueden sumarse las privadas. Al parecer aún no hay fecha de inicio, se está viendo si es posible o no.

Qué bonito suena… se está considerando en cuenta a la bicicleta como parte del transporte, pero…

 

Veamos la otra cara

Para empezar, aún está “en conversación”, no hay fechas ni lista de empresas que acatarán sí o sí esta norma y las empresas privadas pueden elegir si acatan o no este beneficio extra.

Ahora, viéndolo desde el punto de vista comercial empresarial, ¿es posible?

Las empresas tendrían que ponen un estacionamiento de bicicletas en su estacionamiento de auto, ¿estarán dispuestas a hacerlo?

¿Las empresas privadas querrán acatar esta norma? ¿Para qué van a querer un empleado que puede acumular día de no trabajo y que encima se le esté pagando por ello? No sé ustedes, pero yo que siempre he trabajado en empresa privada, sé cómo piensan y estoy casi segura que no les gusta la idea, a menos que quieran hacer algún tipo de campaña que les dé más beneficio económico… ¿Y qué hay con los jefes? ¿Van a querer que un trabajador tenga un día libre adicional cada mes? ¿Que no vaya a la oficina? Si eso pasa, seguro les pedirán que trabajen desde casa o les reventarán el teléfono para acabar sus pendientes o para pedir sus excentricidades, porque que falte un trabajador es terrible, ¿no? (ojo: no estoy en contra del teletrabajo, al contrario, pienso que es lo mejor que se ha podido inventar en el mundo moderno).

Sin embargo, sí creo que ante esta norma habrá muchos peros por parte de la industria.

 

¿Y qué pasa con los que trabajan demasiado lejos?

Ya es sabido, por diversas encuestas y estudios por parte de grupos independientes, que la mayoría de limeños trabajamos (sí, ahora me incluyo pues actualmente estoy trabajando) bastante lejos de nuestros distritos de origen. Tomándome a mí de ejemplo, yo trabajo a 2 horas en bus desde mi casa (podría ser 1 hora, pero ya sabemos cómo está el tráfico, ¿no?), y mi trabajo queda en plena carretera panamericana sur… Casi imposible poder llegar a tiempo, o llego tarde o llego destruida o simplemente no llego. Yo aún no me atrevo a ir por carretera en bicicleta, pese a que en el camino hacia el trabajo, he visto uno que otro ciclista de ruta en pleno entrenamiento.

Así como yo, sé que hay muchos ejemplos sólo tomando en cuenta a mi círculo de amigos y así como ellos hay muchas más personas que se desplazan largas distancias desde sus casas a sus centros de labores. Entonces volvemos a la misma encrucijada de siempre: el transporte público. Si el transporte público fuese de calidad, no tendríamos que inventarnos una norma que incentive a las personas a ir en bici, si el transporte público fuese como en otros países, podríamos ir en bici ciertos tramos, tomar el bus (que lleve nuestra bici) y seguir otro camino en bici. Así los que trabajamos lejos podríamos ser parte activa de esta norma si acaso se da.

Ya veremos si finalmente deciden empezar con ello. Seguiremos informando.

Deja un comentario