Oda al pedaleo

Pedalea

Pedalea con la misma intensidad que le pones a la vida,

Pedalea hasta que las piernas duelan más que el corazón.

Pedalea con sonrisa

Y con lágrimas,

Pedalea de subida

Y de bajada,

Pedalea con el frío

Y con el sol,

Pedalea en contra del viento,

Pero en la misma dirección que los autos,

Pedalea a pesar de que ya no des más

Y aunque la gente te diga que no sigas.

Dalo todo

Y quédate con nada,

Pedalea con aires de campeón

Y con la humildad de quien lo intentará mejor mañana,

Pedalea a pesar de las heridas,

A pesar de que se te pinche una llanta.

Aprende a reparar aquello que está roto,

Aprende a decirle adiós a aquello que necesita ser cambiado.

Pedalea con todas tus fuerzas,

Pero déjate llevar cuando el camino lo permita,

Pedalea mirando al frente,

Mira hacia atrás para ver todo lo que has recorrido

Y vuelve.

Empujar el pedal

Es empujar la vida,

No te detengas.

Desafíate en cada ruta,

Ten siempre luces encendidas cuando esté oscuro,

Sortea las calles

De la misma manera en que sorteas el tráfico.

Pedalea a tu ritmo,

Recuerda que nadie va más rápido como el que nunca deja de pedalear.

 

*Este es un post muy distinto a los demás, pretendía darle un sentido a lo que significa pedalear, que es como la vida misma, con subidas y bajadas y todo lo que implica, pero que pese a todo nunca hay que dejar de pedalear, lo mismo como que nunca hay que dejar de vivir. 🙂

¿Te gustó lo que leíste?

Suscríbete a la lista de correo para recibir más novedades y seguir en contacto. Además te enviaré un regalo. 🙂

Invalid email address

Deja un comentario