Mantenimiento básico de bicicletas

Tranquilos, no los voy a aburrir con conceptos técnicos. Yo no soy ninguna experta en mantenimiento, pero sí sé cosas que todos deberían saber para hacer un mantenimiento básico a sus bicicletas.

Los fines de semana, quizá especialmente el domingo, son días en los que podemos darnos un tiempito para hacerle un mantenimiento a nuestras bicis.

Si eres de los que usa siempre la bicicleta, se le debe hacer un mantenimiento básico una vez a la semana, y llevarla a un técnico si quiera cada 3 o 6 meses, dependiendo del uso. Obviamente, si te da mucha pereza hacer el mantenimiento siempre la puedes llevar a un técnico, pero si eres de los que le gusta hacer las cosas por sí mismo, aquí te doy 4 detalles importantes:

 

  1. Verificar el estado de las llantas:

Elemental, las llantas son las que soportan todo el peso y todo el camino, así que debes asegurarte que estén en óptimas condiciones. Puedes poner la bicicleta de cabeza, si no tienes un parante para sostenerla, y mientras vas rodándola lentamente ir viendo si tiene algo pinchado, ya que a veces puede meterse alguna astilla o hasta un clavo y no darnos cuenta. Y de paso ver si está muy sucia, de ser así, lavarlas para evitar su desgaste.

 

  1. Verificar frenos:

Con el uso, los frenos pueden irse desajustando u oxidando, puedes darte cuenta de eso si empieza a sonar cada vez que frenas o tienes que hacer un esfuerzo extra para poder frenar. Dependiendo qué tipo de frenos tengas, se hará el ajuste correspondiente, los más comunes son los frenos v-brake que son fáciles de ajustar, basta con desajustar el tornillo del freno y jalar el cable de conexión para ello.

 

  1. Limpieza general:

No hablamos de limpieza profunda, basta con tener una franela para quitarle el polvo que se va acumulando en los pedales, catalina, piñon, tapabarros (si tienes) y demás. De ser necesario, puedes retirar las llantas para hacer una mejor limpieza, especialmente si eres de los que se emociona y pasa por charcos, arena o eres de los que se va a la montaña.

 

  1. Verificar estado de la cadena:

Lo mismo, con el tiempo la cadena se va desgastando y oxidando, nos podemos dar cuenta por el color que va teniendo, por el sonido que hace al pedalear o porque va quedando muy descolgada. Siempre es bueno limpiarla bien, echarle aceite y quitarle el exceso de aceite que quede. Ya luego un técnico te podrá decir si es o no necesario cambiarla.

 

Estos son los detalles que considero más importantes al momento de hacer un mantenimiento básico de bicicleta, obviamente hay muchas más cosas que también se pueden hacer. Si no dispones de mucho tiempo o eres una persona muy perezosa como yo, esas 4 cosas son esenciales y muy fáciles y rápidas de hacer. En internet hay muchísima información sobre mantenimientos a tu bicicleta que puedes revisar y ver al detalle (gracias por la existencia de youtube que siempre nos saca de apuros). Igual siempre recomiendo llevar tu bicicleta con un experto (si acaso no lo eres) que te la dejará a tope; pero nunca dejar de lado su revisión para no llevarnos sorpresas desagradables. 😉

¿Te gustó lo que leíste?

Suscríbete a la lista de correo para recibir más novedades y seguir en contacto. Además te enviaré un regalo. 🙂

Invalid email address

Deja un comentario