¿Es mejor comprar una bicicleta nueva o reparar la que tengo?

Hace unos días un amigo me hizo esa pregunta, pues estaba en la duda de si debía comprarse una bicicleta nueva o reparar la que tenía y que últimamente le empezó a fallar.

Yo creo que la única razón para comprarse una bicicleta nueva es si quieres cambiar completamente el estilo. Es decir, si ya te cansaste de tu bici de paseo y quieres probar una de estilo fixie, o si quieres pasar de una bicicleta mtb a una de ruta, etc. Es lo que normalmente yo he hecho, cuando he querido otro tipo de bicicleta, he vendido la que tenía y comprado una nueva; pero si quieres mantener tu bicicleta de siempre, la mejor opción obviamente es: repararla. 🙂

 

Hay ocasiones en las que las bicicletas se desgastan tanto, ya sea porque están en desuso o porque no le damos un mantenimiento, que dan ganas de comprar una nueva. Es como cualquier otro aparato, si no le das mantenimiento a tu laptop o PC es probable que en algún punto vaya lenta y se dañe, o si no le das mantenimiento a tu casa, las cañerías, los techos, las ventanas pueden terminar dañadas también. Absolutamente todo necesita (y merece) un mantenimiento para que nos pueda durar mucho.

 

Si usas tu bicicleta diariamente, debes limpiarla y hacerle un mantenimiento básico mínimo una vez por semana, ya que en los trayectos la cadena almacena polvo y demás cosas del ambiente. No te digo que la desarmes cada semana para hacerle una limpieza profunda, una limpieza simple bastará.

Ahora, si eres de los que se va a hacer una ruta larga o te vas a la montaña, con mucha más razón deberás verificar que todos los tornillos estén bien ajustados. Pasa muchas veces que en largos trayectos o mucho esfuerzo, la bicicleta puede irse desajustando poco a poco, así que lo mejor siempre es darle una revisada y por qué no un ajuste de tuercas, sólo para estar seguros.

Aquí puedes leer mi post sobre mantenimiento básico de bicicletas.

 

Ahora, yo recomendaría que por lo menos 2 veces al año la lleves a un experto para que te haga el mantenimiento, en caso tú no lo seas, por supuesto. 😉

Muchos de nosotros –y me incluyo- no somos expertos en la mecánica de la bicicleta, si te gusta el tema averiguarás y podrás hacer algunas cosas útiles para el día a día; pero si la bicicleta necesita algo especial o no te interesa aprender o te da pereza hacerlo tú o simplemente prefieres que alguien que domina el tema, haga el trabajo por ti, llevar tu bicicleta a un sitio especializado es la mejor opción. Y más aún cuando la bicicleta ya te está fallando o ves que está en un estado crítico o si la has tenido durante meses arrinconada en tu casa.

Hay casos en el que es mejor dejar el do it youself de lado. 😉

 

Así que mi opinión es que es mejor reparar que comprar, a menos que hayas visto una bicicleta que realmente te guste y realmente quieras tener. En ese caso, es mejor dejarle tu “bici vieja” a alguien que le vaya a dar un buen uso, en lugar de que la dejes abandonada. 🙂

 

¿Y tú qué crees? ¿Estás de acuerdo conmigo o eres de los que sin pensarlo, se compraría una bicicleta nueva?

¿Te gustó lo que leíste?

Suscríbete a la lista de correo para recibir más novedades y seguir en contacto. Además te enviaré un regalo. 🙂

Invalid email address

Deja un comentario