El otro lado del ahorro: Bicicletas Eléctricas

En un post anterior conté cómo el ir en bicicleta puede ahorrarte tiempo y dinero. Así que es momento de hablar de otra manera de ahorrar con las bicicletas eléctricas que cada vez están ganando más terreno.

Es un poco polémico, si se lo preguntamos a los ciclistas “conservadores” dirán que no aprueban el hecho de haberle puesto un motor a una bicicleta; sin embargo yo opino lo contrario. Las nuevas tecnologías están para facilitarnos la vida y no para andar discutiendo, es como la eterna discusión entre kindle vs libro de papel… quien quiera usar una bicicleta eléctrica, adelante; y el que no, genial.

Las bicicletas eléctricas ya existen desde hace bastante tiempo, pero en nuestro país recién se están tomando más en cuenta, aunque su precio es elevado para el peruano promedio, su inversión (al igual que una bicicleta normal) puede ser recuperada a medida que la uses. Si la usas para absolutamente todos tus tramos, estarás recuperando lo que gastarías en pasajes, además que ya sabemos lo que te puede ahorrar en tiempo. Lo bueno de las bicicletas eléctricas es que su motor es fácilmente removible lo cual ayuda si en algún momento quieres usarla como bicicleta normal. A diferencia de las abundantes bici-motos, las cuales no apruebo.

Las bici-motos son una forma económica de conseguir una bicicleta con motor, que te facilita el traslado sin gastar mucho, aunque a la larga igual estarás gastando en combustible. Una de estas bici-motos puede costar entre 800-1200 soles, pero al tener un motor a combustión hay que recargarlo cada tanto con gasolina, lo cual va incrementando el costo inicial, además que vas a andar contaminando por donde vayas. No es como las motos, que por lo menos tiene el motor protegido y su combustión no se esparce durante el recorrido, a menos que la moto esté en mal estado. Las bici-motos son bicicletas que han sido adaptadas con un motor de 8 kg aproximadamente para que puedan ser usadas con él. Muy ingenioso, no le quito ese crédito, y muy tentador si no quieres pedalear grandes distancias; pero su mismo mecanismo te hará desear no haberla adquirido, al menos desde mi experiencia, seguramente hay gente que ama su bici-moto.

 

Probando ambas versiones

Tuve la oportunidad de probar ambas: la bici-moto aunque se siente bien manejarla, es pesada al momento del arranque y hay que pedalear sí o sí para que prenda, como no tiene medidor no es posible saber si ya se te está acabando la gasolina a menos que la vayas chequeando abriendo la válvula o simplemente calculando según la experiencia del tiempo; en caso se acabe el combustible a medio camino, como ya dije antes, es pesada y sufrirás un poco hasta llegar al grifo más cercano… Y si no quieres pedalear una bicicleta, imagínate una bicicleta con motor.

Por otro lado, una amiga me prestó una vez una bicicleta eléctrica de su trabajo y a mí me pareció una maravilla: no genera ruido, no contamina el ambiente y te puede ahorrar el sudar en caso vayas a alguna reunión o al trabajo y tienes la opción de usar siempre el arranque automático o con pedaleo asistido. Claro, hay que decirlo que igual estás gastando energía eléctrica justamente, más o menos una carga completa puede demorar unas 6 horas y tendrás que cargarla cada dos días aproximadamente dependiendo de su uso. Pero pensemos cuántos aparatos cargamos al día: celular, computador, televisor y algún otro aparato que se use. Siempre disponemos de la energía eléctrica, pero es una energía mucho más limpia que la gasolina y otros combustibles.

Yo espero que en algún momento sea más fácil acceder a la energía solar. 😉

Tenemos una gran fuente de energía que viene directo de la naturaleza, sin contaminar y sin hacer daño a nadie, pero claro los negocios y los intereses personales son más importantes que el bien común, ¿no?

 

No peleemos con los que manejan bicicleta eléctrica, después de todo los ciclistas creemos en la conservación del medio ambiente (una de las razones por las que somos ciclistas) y ellos están contribuyendo a ese fin.

¿Te gustó lo que leíste?

Suscríbete a la lista de correo para recibir más novedades y seguir en contacto. Además te enviaré un regalo. 🙂

Invalid email address

Deja un comentario