Ciclistas en casa

Gracias a la pandemia actual, la mayoría nos vemos en la obligación de quedarnos en casa, pues es la mejor manera de hacerle frente a esta situación.

Este post me surgió al ver los múltiples mensajes de desazón que llegan a través de un grupo de whatsapp de amigos ciclistas. Muchos de ellos volviéndose locos al no poder salir a pedalear.

 

Entonces se me ocurrió dar algunas opciones para seguir practicando ciclismo en casa.

Justamente hay una forma de ciclismo muy controversial entre el mundo ciclista: el ciclismo indoor.

El ciclismo indoor es una práctica que se hace con una bicicleta estacionaria, normalmente la que se dicta y usa en los gimnasios.

 

¿Por qué el ciclismo indoor es controversial?

Porque los ciclistas, digamos, “puristas” piensan que el ciclismo es mejor practicarlo en una bicicleta “de verdad”, en la calle y con las complicaciones que ésta tiene.

 

¿Por qué el ciclismo indoor puede ayudar ahora?

El ciclismo indoor puede simular perfectamente un entrenamiento (o un paseo) tal cual se haría en la calle.

Es más, el ciclismo indoor fue creado justamente para que los ciclistas de competencia puedan seguir entrenando sin importar el clima que haga afuera.

 

¿Y qué tiene que ver el ciclismo indoor con el ciclismo urbano?

Si bien el ciclismo urbano es hacer uso de la bicicleta principalmente como medio de transporte, lo cierto es que muchas personas –como estos amigos que comenté al inicio- sienten la ansiedad o depresión de no poder usar su bicicleta.

En ese caso, sería bueno tener una bicicleta estacionaria en casa o un rodillo para que puedas seguir usando tu bicicleta y puedas simular una salida. 😉

 

Y tú, ¿te animarías a probar la bici estacionaria ahora, en caso no tengas ya una?

¿Te gustó lo que leíste?

Suscríbete a la lista de correo para recibir más novedades y seguir en contacto. Además te enviaré un regalo. 🙂

Invalid email address

Deja un comentario