CICLISMO URBANO CON LLUVIA

Va llegando el invierno a Lima, ya se siente el cambio de temperatura y con ella vienen las primeras lloviznas de la temporada. Amanece frío y nublado.

 

¿Se puede seguir usando bicicleta en épocas de lluvia?

Tenemos la suerte de que en Lima no llueve. Sólo tenemos una llovizna, menudita, que sí puede mojar y puede enfermar, pero no es “lluvia de verdad”, como suelo decir. No llueve como en otras ciudades. Las calles no se inundan, a veces pueden empozarse, porque, aunque es una llovizna menuda, es constante y nuestras calles no tienen un sistema de drenaje para eso. Eso sumado al cambio climático, las lluvias suelen durar, quizás, más de lo normal, o más que antes.

Con este punto a favor, podemos seguir usando bicicleta. Primero porque no necesitamos paraguas para salir a la calle mientras llueve. A lo mucho necesitaremos llevar una casaca impermeable para evitar quedar mojados.

 

¿Y si uso anteojos?

Si eres como yo, que uso anteojos (miopía) lamentablemente no hay remedio. Los lentes se van a empañar sí o sí, y se van a mojar y se van a quedar con las gotas de lluvia que apenas te van a permitir ver el camino. Pero siempre hay solución:

  • No usar los anteojos al manejar. Siempre manejando con más cautela y despacio.
  • Parar cada tramo para secarlos y seguir camino.

Ambas opciones son válidas, a menos a que tengas una medida muy elevada y no puedas estar sin anteojos para ir seguro en el camino. ¡Cuidado ahí!

 

Recomendaciones para manejar bicicleta en los días de lluvia

  • Usar una ropa impermeable, que no traspase la humedad o te quedes mojado. Si no es posible usar esa ropa, asegúrate de llevar una muda.
  • Usar las luces prendidas así sea de día. La lluvia, por más menuda que sea, nos corta visión, no sólo a nosotros sino también a otros ciclistas y conductores. Los días de lluvia suelen acompañarse de días nublados, así que quieres ser visible para evitar accidentes.
  • Ir con cautela. Hay que tener cuidado con resbalar al dar una curva, sobre todo si usas llantas pisteras, además de evitar salpicarte la ropa con los charcos que se puedan formar. También porque, como dije en el punto anterior, a veces la visión puede estar limitada por la lluvia. He visto varios conductores que no usa el limpiaparabrisas aunque esté totalmente empapado.
  • No desanimarse. A veces los días de lluvia y frío pueden desanimar o dar flojera, pero créeme que todo eso se te pasará pedaleando. 😉

 

Si tienes alguna otra recomendación, déjamela en los comentarios. 🙂

¿Te gustó lo que leíste?

Suscríbete a la lista de correo para recibir más novedades y seguir en contacto. Además te enviaré un regalo. 🙂

Invalid email address

Deja un comentario