CICLISMO CON MASCARILLA

Llevo dos semanas yendo al trabajo en bicicleta, ya que como he contado en post anteriores, pienso que es el mejor medio de transporte para las épocas que enfrentamos. Y ya que, en Perú, y en muchos otros países, el uso de mascarilla es obligatorio al salir a la calle (aunque vayas encerrado en tu auto particular, se debe usar) de lo contrario se aplica, en nuestro caso, una multa.

 

¿Qué tan difícil es pedalear con mascarilla?

Llevar mascarilla puesta mientras practicas ciclismo, en este caso como medio de transporte, puede resultar incómodo y hasta difícil.

Incómodo porque no se está acostumbrado a tener las vías de oxigenación completamente tapadas con la tecnología de una mascarilla, que no es lo mismo que llevar un buff o una chalina.

Difícil porque justamente al estar completamente cubiertos, entra menos oxigenación al cuerpo lo que puede ocasionar malestares como dolor de cabeza, cansancio o, en el caso extremo, mareos y desmayos.

 

¿Cómo practicar ciclismo con mascarilla?

Es más costumbre que otra cosa. Al principio puede ser difícil, pero con el pasar de los días, te irás acostumbrando a oxigenarte menos y el cuerpo podrá tener un buen rendimiento al momento de pedalear. ¡Eso sí! No intentes ir a paso carrera porque la experiencia puede resultar negativa.

 

¿Qué tipo de mascarilla usar para el ciclismo?

Tenemos básicamente tres tipos de mascarilla:

  • Las que usa el personal médico (como las N95): no recomendable para ir en bicicleta, puesto que son mascarillas herméticas, justamente por el uso sanitario que se da. Tampoco es recomendable dado que estas mascarillas deben ser de uso prioritario para personal médico, por tanto, no hay que acapararlas.

 

  • Las “quirúrgicas”: las de usar y tirar, también son de uso médico, pero no son herméticas, sino son las que te amarras con cintas por detrás de la cabeza, seguramente en algún momento se ha visto a personal de enfermería usándolas o se han comprado en alguna farmacia cuando se ha estado con gripe. Se pueden usar, pero se corre el riesgo de sudar demasiado al pedalear y este tipo de mascarillas pierden su efectividad al mojarse.

 

  • Las de tela: muy de moda últimamente puesto que son reusables. Para este caso son buenas porque así sudes mucho, no tienden a humedecerse tanto puesto que son de tela, no pierden 100% su efectividad (que hay que decirlo, en la vida real su efectividad de protección es poca, no olvides mantener distancia con la gente).

 

  • Las deportivas: ahora han salido unas mascarillas con filtro y paso de aire, para uso deportivo justamente. No las he usado, pero he visto que algunos ciclistas o corredores la están usando en otros países. Según he leído en otros artículos no protegen de virus, así que al igual que la anterior, no olvides mantener distancia con la gente. Por otro lado, en efecto sirve para ayudar al deportista a oxigenarse mejor.

 

Como ves, hay varios tipos de mascarillas, ya depende de cada quien cuál quiera usar. En todo caso, sabemos que el uso de mascarillas es más una práctica impuesto por los gobiernos, que por supuesto hay que acatar, pero que no te dé exceso de confianza, recuerda una vez más (lamento ser tan pesada) que lo mejor es mantener la distancia entre las personas, mínimo de un metro, idealmente dos metros. 😉

Así que no hay excusa para no usar la bicicleta, que si hemos podido acostumbrarnos a vivir en cuarentena, a salir poco o nada, a trabajar desde casa o a una nueva normalidad, también podemos acostumbrarnos a pedalear con mascarilla. 🙂

¿Te gustó lo que leíste?

Suscríbete a la lista de correo para recibir más novedades y seguir en contacto. Además te enviaré un regalo. 🙂

Invalid email address

Deja un comentario