Andar en bici en invierno

La temperatura ha bajado, el frío pega fuerte sobretodo a las primeras horas de la mañana y las últimas de la noche. El invierno está cerca, pero eso no quiere decir que guardaremos la bici hasta la próxima estación.

En Lima, tenemos el privilegio que las estaciones no son totalmente crudas, es decir, en verano no ascendemos de los 30 grados (aunque sí, con el fenómeno del niño último llegamos hasta 31) y en invierno no bajamos de los 12 (quizás uno que otro día hayamos llegado hasta 11). Pero no sufrimos como en otras provincias o en otros países de fuertes lluvias, nieve o ventarrones.

Nuestro mayor peligro es la humedad y el hecho de que nuestras calles no están preparadas en caso tengamos llovizna durante muchas horas. La humedad llega hasta un 90%, si acaso no es más, y si garúa por muchas horas seguidas las pistas pueden quedar empozadas dificultando el trayecto.

Hubo una época, en invierno, en que iba en bici hasta el local donde practicaba yoga. Salía de casa a las 5 o 5:30 am, el frío se sentía bastante, pero luego de unas pedaleadas ya entraba en calor, la llovizna era constante y eso es molestoso para quienes usamos lentes, entonces da igual si los llevas puestos o no, igual no verás nada. 😛 Las pistas y veredas estaban empapadas, lo cual si tienes una bici con llantas pisteras puede que si no maniobras bien te caigas al querer dar una vuelta sencilla.

 

¿Qué ropa usar en invierno?

En un post anterior expliqué la ropa que un ciclista puede portar. Pero en caso de los inviernos yo digo que estos son los esenciales sí o sí para que puedas seguir pedaleando incluso en los días más fríos:

  1. Casco: te protegerá de la llovizna y la humedad.
  2. Casaca y buzo impermeable: lo mismo, la casaca podrá estar empapada, pero tú llegarás sequito a tu destino. Y si además es una que sirva como cortavientos, muchísimo mejor.
  3. Guantes: lo ya dicho.
  4. Buff: esa especie de chalina que usan los ciclistas para cubrirse del viento o polvo, no es tan grueso como una chalina, por lo cual evitarás sudar y de verdad te cubre muy bien del clima.

Creo que no olvidar nada, eso es esencial al momento de salir a manejar bicicleta en estas épocas frías.

 

¿Hay bicicletas especiales para esta época?

Más allá de la bicicleta, lo importante son las llantas. Las llantas con cocos, como las que tienes las bicicletas de montaña, se adhieren muy bien a la pista o vereda incluso estando mojadas, evitarás algún resbalón con ellas; pero si eres como yo que no gustan de ese tipo de llantas porque pueden verse un poco toscas en algunos tipos de bicicletas, existen unas llantas mixtas, son igual de delgadas que las llantas pisteras, pero tienen unos cocos a los costados no muy notorios que ayudarán para este tipo de clima.

Y sí, hay personas que en invierno le cambian las llantas a su bicicleta para evitar accidentes, yo la verdad nunca lo he hecho, siempre me he mantenido con mis mismas llantas y he tratado de andar con el mayor de los cuidados… y más allá de un resbalón sin caída, no me ha pasado nada. 🙂

 

Y tú, ¿seguirás rodando este invierno?

¿Te gustó lo que leíste?

Suscríbete a la lista de correo para recibir más novedades y seguir en contacto. Además te enviaré un regalo. 🙂

Invalid email address

Deja un comentario